Un estudio experimental demuestra cómo el estrés desencadena ataques epilépticos

Es un hecho bien conocido que la ansiedad y el estrés incrementan la frecuencia y la severidad de los ataques epilépticos tanto en pacientes epilépticos como en animales de experimentación.

Las emociones negativas afectan la actividad neuronal de diversas regiones cerebrales que incluyen estructuras del sistema límbico como la amígdala, el hipocampo y el córtex piriforme, regiones donde se asienta también actividad epileptiforme. Numerosos neurotransmisores y hormonas se liberan por la ansiedad y el estrés y podrían tener un papel en la epileptogénesis relacionada con el estrés. Entre estas substancias se encuentra la hormona polipeptídica Factor de Liberación de Corticotropina (CRF).

Nuevo avance en la rehabilitación del ictus

Los resultados de un estudio preliminar en pacientes con un déficit motor crónico tras un ictus isquémico, tratados con la implantación estereotáxica de células madre mesenquimatosas de médula ósea en la zona adyacente a la región infartada, muestran que se trata de una técnica segura y eficaz para mejorar la función motora de los pacientes tras 12 meses de seguimiento.

Los investigadores, liderados por el Dr. Gary K. Steinberg de la Stanford University School of Medicine de Palo Alto, inyectaron células madre SB623 en las áreas dañadas de pacientes con ictus isquémico, ocurrido entre 6 y 60 meses antes, consiguiendo mejorar la función motora de éstos.

Profilaxis con suplementos de L-Carnitina oral en niños con epilepsia en tratamiento con Valproato sódico.

1ª parte

Dr. Juan José García Peñas.
Dra. Michaela Procházková.

Sección de Neurología.

Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. Madrid. Spain.

Introducción.

El valproato sódico (VPA) es un ácido orgánico (AO) que actúa como un fármaco antiepiléptico (FAE) de amplio espectro con un excelente balance eficacia-seguridad1.