La estimulación cortical se ha utilizado en el contexto de la evaluación prequirúrgica de la epilepsia con la finalidad de mapear la función de diferentes zonas de la corteza cerebral y definir el área cortical en la que se originan las crisis. Debido a que se ha utilizado fundamentalmente para estudiar y localizar funciones como el lenguaje o la actividad motora y mucho menos para inducir crisis epilépticas, se conoce poco sobre su utilidad para definir la zona epileptógena (Kovac et al, 2016).

La estimulación cortical dirigida a la inducción de crisis se ha utilizado desde los inicios de la cirugía de la epilepsia, cuando se observó que podía inducir auras habituales (Foesrter y Penfield, 1930; Penfield, 1954). La escuela francesa de Bancaud y Tailarach utilizó la estimulación cortical para inducir crisis como parte de la evaluación quirúrgica, fundamentalmente para definir la zona epileptógena. Esta escuela resaltó la ventaja que ofrece esta técnica para observar y examinar cuidadosamente al paciente durante todo el periodo que dura la crisis. La escuela norteamericana ha utilizado la estimulación cortical preferentemente para realizar mapas funcionales de la corteza (p.ej. de lenguaje o de función motora). Las crisis eran consideradas como un problema, ya que interrumpían las sesiones de mapeo cortical.

Un reciente trabajo publicado en JAMA Neurology (Cuello Oderiz et al, 2019), ha estudiado la utilidad de la estimulación cortical dirigida a la inducción de crisis para predecir el resultado de la cirugía en pacientes con epilepsia focal fármacorresistente. El estudio, realizado en las unidades de epilepsia del Instituto Neurológico de Montreal y del Hospital Universitario de Grenoble-Alpes, incluyó 103 pacientes implantados mediante Estéreo-EEG (SEEG) y que tras la estimulación cortical habían sido intervenidos y seguidos durante al menos un año. Además, los pacientes debían tener un estudio de neuroimagen completo que permitiera correlacionar la resección quirúrgica con la localización de los contactos de los electrodos antes de la cirugía.

Las siguientes variables mostraron relación con un buen resultado quirúrgico: inducción de crisis típicas por la estimulación cortical, volumen de la resección y porcentaje de contactos resecados en la zona de inicio de crisis deducida del estudio de estimulación. Los autores concluyeron que el análisis de las crisis inducidas mediante estimulación cortical puede identificar la zona epileptógena con una fiabilidad similar al del análisis de las crisis espontáneas y que en los casos en los que no se puede inducir crisis mediante la estimulación cortical es conveniente plantearse la posibilidad de una colocación de los electrodos fuera de la zona epileptógena

Este estudio muestra evidencias sólidas sobre la utilidad de la estimulación cortical dirigida a inducir crisis en la identificación de la zona epileptógena aunque hay que resaltar que esta técnica debe utilizarse tras comprender las crisis habituales del paciente. Los hallazgos son relevantes para evaluar pacientes en los que no se registran crisis espontáneas y pueden acortar la evaluación prequirúrgica con electrodos intracraneales en la epilepsia focal.

En resumen, podemos deducir que los pacientes en los que se puede inducir crisis típicas mediante la estimulación cortical tienen mayor probabilidad de obtener un buen resultado tras la cirugía, que las crisis inducidas tienen un valor similar a las espontáneas y que el análisis de los contactos implicados en la inducción de crisis es útil para diseñar la resección quirúrgica.

 

Lecturas recomendadas

  • Cuello Oderiz C, von Ellenrieder N, Dubeau F, et al. Association of Cortical Stimulation-induced Seziure With Surgical Outcome in Patients With Focal Drug-Resistant Epilepsy. JAMA Neurol 2019. PMID: 31180505.
  • Foerster O, Penfield W. The structural basis of traumatic epilepsy and results of radical operation. Brain 1930;53:99–119.
  • Kovac S, Kahane P, Diehl B. Seizures induced by direct electrical stimulation-mechanisms and clinical considerations. Clin Neurophysiol 2016;127:31-39.
  • Penfield, Jasper. Epilepsy and the functional anatomy of human brain. Boston: Little, Brown; 1954.